¿Te has animado a trabajar por cuenta propia? ¡Felicidades! Haz tomado la mejor decisión.

Trabajar de manera independiente es una excelente oportunidad para potencializar tus habilidades sobre lo que realmente te apasiona, explotar al máximo tu creatividad y sobre todo lograr un equilibro entre la vida personal y profesional. Porque al ser freelance tú decides cómo, cuándo y dónde poner manos a la obra, llevar a cabo tus actividades y crecer profesionalmente.

Ahora, trabajar como freelance, al igual que cualquier otro trabajo, requiere de seriedad y compromiso para alcanzar los objetivos que te has propuesto. Si bien es cierto que tú decides tus horarios y desde dónde quieres trabajar, es importante que establezcas una rutina que se adapte a tu tiempo y un espacio de trabajo en el que puedas mantener e incluso elevar tu productividad.

Cómo remodelar una oficina en casa

Encuentra el espacio indicado

Trabajar en cama puede ser un sueño, pero para nada es cómodo. A pesar de que tus actividades sean desde casa, debes encontrar el espacio perfecto para concentrarte y obtener buenos resultados.  No necesita ser una habitación completa, pero si tienes el espacio, adelante. Solo trata de evitar las áreas comunes o estar cerca de objetos que puedan distraerte.

Planifica la remodelación

Antes de comenzar a introducir cosas, visualiza bien tu espacio de trabajo. Haz una lista de lo que consideras indispensable, así como lo que te haría sentir cómodo a la hora de trabajar. Toma medidas del área para cerciorarte de que los muebles que comprarás caben.

También es necesario que analices tus finanzas y establezcas un presupuesto para no gastar de más. Si estás registrado ante el SAT como “prestador de servicios profesionales”, puedes solicitar facturas en las tiendas donde realices las compras para tu remodelación.

Invierte en sistemas

Esto te permitirá llevar tus finanzas de manera ordenada, reducir o erradicar la posibilidad de errores, ahorrar tiempo en tus transacciones de facturación de cualquier compra que hagas y compartirlo de manera inmediata con tu equipo y contador. Podrás acceder a tu información desde cualquier lugar y a cualquier hora.

Software contable, sistema contable online, contabilidad electronica

Elige calidad sobre precio

Comprar mobiliario porque estaba en oferta o era más económico no siempre es la mejor opción. Considera que permanecerás sentado por un rato y si tu silla no es cómoda o tu escritorio tiene una altura inadecuada, además de afectar tu productividad, puede traer graves repercusiones a tu salud.

No olvides la decoración

La decoración en tu espacio de trabajo es básica para hacerte sentir en armonía e incrementar tu productividad. Es tu casa, son tus reglas y tú decides lo que te gusta y lo que no. Toma en cuenta aquellos elementos o colores que reduzcan los niveles de estrés y que además no rompan con la decoración de tu hogar (principalmente si se trata de un área expuesta).

Mejora la iluminación

La iluminación es clave para desempeñar un buen trabajo. Si tienes ventanas cerca, aprovecha la luz solar durante las mañanas y ahorra un poco de energía. Pero si este no es el caso, busca lámparas y focos que la simulen.

En los focos ahorradores o LED puedes encontrar la iluminación ideal y aunque puedan parecerte caros, sentirás que cada peso valió la pena cuando llegue la factura eléctrica.

Ahora que ya sabes por dónde empezar, es momento de ponerte en marcha y remodelar un área de tu casa para convertirla en la oficina de tus sueños. Si necesitas un empujoncito económico para arrancar, puedes recurrir al apoyo de los préstamos inmediatos por internet de Vivus México. Son completamente fáciles y seguros de tramitar y en menos de 24 horas laborales obtienes el dinero en tus manos.

¿Qué estás esperando para crecer de manera independiente?