Sigue leyendo y te contamos si la contabilidad electrónica incluye las criptomonedas en su versión 3.3 de la factura.

A diferencia de las monedas tradicionales, las criptomonedas se conocen como monedas virtuales que no dependen de bancos centrales o países, son una nueva modalidad para el intercambio de bienes y servicios sin necesidad de una institución financiera.

Bitcoin, que fue la primer moneda virtual  lanzada en el 2009, es considerada la principal criptomoneda, generada por usuarios conocidos como “mineros”, con la cual puedes hacer compras, transferencias y recibir pagos tanto en tiendas online como en algunos establecimientos físicos los cuales podrás encontrar en sitios web donde muestran los comercios que aceptan bitcoins; entrar a este nuevo mundo se hace de una manera muy sencilla: registrandote en algún sitio web para crear tu “wallet” y posteriormente hacer la compra de ésta moneda virtual para comenzar a realizar las transacciones.  

Así como las bitcoins, también existen otro tipo de criptodivisas como litecoin, peercoin, dogecoin, entre otras; que cada una de ellas ha surgido con diferentes propósitos. Al igual que otras monedas, el precio de bitcoin varía según la demanda que tenga.

¿Cuánto vale un bitcoin?

Hoy en día,  1 bitcoin es igual a 76079.65 MXN, mientras que en Dólar Estadounidense el equivalente es 1 bitcoin por 4218.40 USD; pero el beneficio de este tipo de monedas es que no está controlada por nadie, ningún banco central o gobierno.

Estamos en un mundo que se está desarrollando y actualizando conforme a lo que ofrece la tecnología pero, ¿Por qué el SAT no incluye las criptomonedas dentro de su catálogo? Además de incluir, obviamente, las monedas más importantes del mundo como lo son el Euro, el Dólar Estadounidense, la Libra Esterlina, Yen, etcétera; también incluye monedas que tienen menor uso y, se podría decir, menos importancia que las bitcoins, aún cuando se sabe que estas monedas se están aceptando cada vez más; por ejemplo, Sony está apostando por Bitcoins e integrando tarjetas inteligentes; también en México ya se pueden utilizar estas monedas para comprar apps, enviar remesas, realizar compras en E-commerce o hacer reservaciones de viaje.

Con cada vez más empresas aceptando el dinero electrónico como manera de pago, es probable que en un futuro no muy lejano podamos hacer pagos con criptomonedas y exista la necesidad de facturar ese pago. Esperemos que para ese momento el SAT ya esté preparado para poder realizar este tipo de facturas o nos ofrezca una opción viable ya que hoy en día esa opción no está disponible con la versión 3.3 de la factura.